Entrevista Derek Gripper (traducida)

1. Tú primer concierto en España será en un Monasterio, concretamente, en Santa Cristina. ¿No crees que es una ocasión única para convertirlos a tu credo?

Nunca he estado en España, lugar de nacimiento de la guitarra que toco en muchos sentidos. Así que esta es una oportunidad única de viajar a los orígenes de las rutas del instrumento. ¡Y menudo modo de hacerlo! En un monasterio como Santa Cristina, tocando mi guitarra en un entorno acústico completamente natural. Muy emocionante.

2. Eres un guitarrista clásico que aborda un amplío abanico cromático. Desde J.S.Bach hasta Toumani Diabaté pasando por John Williamns o Andrés Segovia, entre otros. ¿Qué relación tienen entre sí y cómo abordas esta mezcolanza a la hora de introducirlos con tu guitarra?

Maduré como guitarrista clásico Sudáfrica. Sentí durante muchos años que el repertorio del instrumento carecía de algunos de los elementos musicales que necesitaba expresar. Mientras que Bach tenía la interacción y la complejidad contrapuntística, me encantó, por ejemplo, el virtuosismo y la espontaneidad de la música de Toumani Diabaté. Siento que la interacción entre compositores como Bach y Diabaté es muy interesante. Ambos son compositores que están completamente en casa en su lenguaje musical. En esencia, hablan su lenguaje musical como primera lengua. Pueden improvisar y componer y la línea entre los dos no es distinta. Lamentablemente con Bach no tenemos constancia de la improvisación y de su estilo específico a la hora de tocar. Sabemos que era un actor dinámico, pero sabemos muy poco más. Con Diabaté, sobre todo en su primera grabación Kaira, podemos escuchar la espontaneidad del improvisador- compositor directamente, tocando de un modo que se pierde en gran medida en el mundo de la música clásica occidental.

Esta es una oportunidad única para recordar la fluidez de un músico que habla del primer lenguaje musical. Así que me parece que el haber tocado la música de Diabaté informa cómo me acerco a la música de Bach, por ejemplo. En sentido contrario, los muchos años de tradición interpretativa de Bach,, de artistas clásicos que re-imaginan a Bach, nos da una idea de la posibilidad de la creación de diversas y nuevas interpretaciones de un compositor como Toumani Diabaté.

Por lo su parte Williams y Segovia, obviamente son dos de los padres fundadores de la guitarra moderna y que nos han dado tanto! Toco la guitarra por el constructor de la guitarra de Segovia, Hermann Hauser, por lo que creo que el vínculo con el gran maestro español aquí, en la profunda sencillez y la franqueza de la guitarra Hauser. Con John Williams he tenido la suerte de conocer y tocar con él. De hecho, en junio, justo antes de mi visita a Santa Cristina, estaré de nuevo a su lado. Escuchar a este gran maestro de la guitarra es realmente un inmenso placer, por no mencionar el hecho de que sigue siendo un explorador de mente muy abierta, un hombre valiente.

3. En la primera escucha de tu último trabajo One night on Earth, Music from Strings of Mali no parece que sea una guitarra sino una kora lo que suena. ¿Cómo consigues un sonido tan fresco, tan puro y genial a la guitarra? Menuda labor de investigación….

Pues éste álbum “Kaira”, grabado por Toumani Diabaté en 1987, producido por Lucy Duran, ha tenido una enorme influencia en todos los compositores de kora. También ha sido mi compañero constante durante muchos años. Todas las piezas de este álbum han sido reinterpretados One Night on Earth. Pero antes de que hiciera una interpretación directa fui influenciado por las inflexiones y su carácter a la hora de tocar. El tipo de notas, notas de percusión cortas, que fluyen sobre rápidas líneas. Siempre supe que el sonido de Kaira estaba en mi modo de tocar, incluso antes de que yo intentase recrear las notas reales de las composiciones. Una vez que empecé a transcribir la música, adquirí una nueva apreciación de la maestría de Toumani Diabaté, no sólo como un improvisador, sino como compositor. La riqueza de su invención musical es asombrosa! Y todo esto cuando apenas tenía veintiún años

Así que a raíz de él soy un guitarrista que está interesado en esta música y que quiere tocar con esta profundidad también. Pero desde que el proyecto se ha desarrollado, al mismo tiempo se ha convertido en un proyecto de investigación, sobre todo con la creación de una nueva base de datos en línea con los Grandes Compositores africanos. Espero que este sea un recurso que se utiliza en muchas formas diferentes, como la presentación es a la vez pedagógica, creativa y analítica.

4. Ya que eres un músico que cree en el abanico cromático de estilos dispares y su mixtura, ¿está en tus planes acercarte a las texturas de guitarra española bien por medio del flamenco? Quién sabe si después de tu paso por Galicia introduces también en tus venideros trabajos colores de la guitarra clásica gallega…

Creo que esto va a ser una nueva aventura musical y estoy emocionado de ver lo que sale de ella. Hay relaciones muy estrechas entre el sonido del flamenco y el sonido de la kora, a pesar de que esta no es la conexión que he explorado en mis propias traducciones. Pero están ahí y va a ser interesante para que sean aún más evidentes.

5. Es cierto que existe el talento como un don con el que nacemos. Esto nos permite desarrollar digamos que con mayor capacidad nuestros objetivos en una determinada disciplina. En tu caso, la música. Pero, si el talento no se trabaja ¿no crees que se puede llegar al estancamiento?

Me interesa como profesor la capacidad espontánea de cada individuo. A menudo se nos programa para desarrollar los estándares de los demás, y no vemos nuestra singularidad como algo positivo. Así que creo que todo el mundo tiene talento, y la única diferencia entre el maestro de la música y del no-músico es la pasión, el interés y la capacidad de encontrar una salida a su capacidad única. Lamentablemente en la educación musical hay muy pocas personas que tienen la oportunidad de encontrar estos elementos importantes.

6. ¿Quién es Derek Gripper? ¿Un investigador que crea? ¿O un creador que investiga? Planteado de otro modo: a la hora de generar un discurso ¿qué está antes? ¿La inspiración?

Mi enfoque lo ha sido todo para desarrollar mis propias habilidades en la guitarra y la búsqueda de un vehículo para ellas. Al hacer esto, he aprendido mucho sobre la música de Malí y otras formas, y en este sentido me he convertido en un investigador de clases. Pero difiero del conocimiento académico y del conocimiento contextual para los estudiosos maravillosos como Lucy Duran cuyo conocimiento de esta música es simplemente inmenso. Me he acercado a la música muy fuera de contexto. No he visitado Mali o hecho un estudio a fondo de las historias y la historia detrás de la música. De esta manera yo trato a la música como una especie de objeto encontrado, como un tesoro que se encuentra en la parte elevada, escondida de una biblioteca de música. Así mi guitarra puede dar sentido a todo esto incluso sin conocerlo de primera mano.

7. Poco a poco parece que a Europa, a España, comienzan a llegar los sonidos africanos. De Malí, Senegal, Togo. Pero todavía a cuentagotas. ¿No crees que ya está bien de mirar a África desde la inmigración cuando es la cuna de la música, de las raíces y de la cultura de medio planeta?

Hoy en día hay gran cantidad de músicos maravillosos africanos con sede en Europa. De hecho, vosotros tenéid más oportunidades de escuchar a grandes músicos africanos en París o Londres que nosotros en Ciudad del Cabo! Cuando quise comprar una kora hace unos años la tuve que adquirir en Brighton, Reino Unido. África es de hecho el lugar de nacimiento de muchos aspectos de la música mundial, pero el intercambio continúa en ambos sentidos y la historia no ha terminado todavía.

8. Danos alguna pista de lo que el público se encontrará el próximo día 27 de junio de tu actuación en Santa Cristina

Cuando actúo tengo la posibilidad de tocar la mayor parte del repertorio solista de Toumani Diabaté, piezas por Ballaké Sissoko, Amadou Bansang Jobarteh y otros. También tengo las sonatas y partituras de J.S. Bach u obras de Egberto Gismonti, el maravilloso compositor brasileño, cuyo trabajo también ha sido muy importante en mi viaje musical. Así que de estos elementos, junto con mis propias composiciones, construyo un espectáculo único para cada actuación. No tengo ningún plan de antemano, pero trabajo con la sala y el público y lo que viene a la mente, improvisando con las estructuras de cada pieza, así como la interacción entre diferentes piezas y compositores. Así que nunca se sabe lo que puede suceder!

Escrito por Diego Soto